Archivos de la categoría RFC

Calcular RFC

Algunas personas han oído hablar acerca de que es posible calcular RFC electrónicamente. A todos ellos les decimos que en efecto esto es posible. Por otra parte, nunca está de más recordar que la clave que el SAT nos otorga, es decir, el Registro Federal de Contribuyentes se utiliza principalmente para llevar un registro de las personas que pagan impuestos.

Dicho esto retornemos al tema de calcular RFC. Hay un sinfín de páginas que te ofrecen obtener la información en unos pocos segundos. Casi todos los formatos son iguales, algunos adicionan información complementaria como puede ser el sexo del consultante o el estado en el que nació.

Sin embargo, para realizar una consulta y poder calcular RFC no se requiere forzosamente de esa información. Por supuesto, si además de requerir obtener tu homoclave(Aquí puedes auxiliarte para obtener el rfc con homoclave), necesitas tu CURP esos datos son imprescindibles.
Sigue leyendo

Sacar RFC para empezar a trabajar

Algunos de mis conocidos me preguntan con cierta frecuencia, si existe una manera para sacar RFC, sin tener que salir de casa. La respuesta que yo les doy generalmente cuando plantean dicha pregunta es que el SAT permite inscribirse en línea, pero la mayoría de personas deben concluir el trámite de forma personal.

Las herramientas tecnológicas van cambiando con el paso del tiempo más rápido de lo que nos podemos imaginar. Por ejemplo, hace algunos años, para conectarse a Internet, la gente preferentemente debía tener en sus casas dos líneas telefónicas habilitadas. Una para usar el servicio de conexión a la web y la otra para realizar llamadas convencionales.

Sacar RFC para empezar a trabajar

Todo cambió con la llegada de la conexión ethernet, pues de ese modo se dejaron de utilizar los módems tradicionales. El ancho de banda creció y el enlace entre la computadora y el servidor se hizo más estable, permitiendo que se pudieran enviar mayor cantidad de datos en menos tiempo.

A donde quiero llegar es que el sacar RFC con homoclave es fundamental tanto para las empresas que están por crearse como para quienes quieren empezar a trabajar dentro de una empresa.

Al contar con el RFC con homoclave la persona se convierte de inmediato en un contribuyente activo, cuestión que lo obliga a pagar una cantidad por concepto de impuestos, dentro de un lapso determinado.

La instancia gubernamental que se encarga de la regulación de los procesos llevados a cabo por el SAT, es la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Algo que en ciertas ocasiones se pasa por alto, es que una vez que las autoridades han terminado de calcular el RFC, dicha clave no podrá ser modificada bajo ninguna circunstancia.

Dicho de otra manera, si el trabajador decide darse de baja, o sea, cancelar todos los roles fiscales que le fueron otorgados, ya sea por que sufrió una lesión o simplemente porque ha llegado el tiempo de su jubilación, debe notificarlo inmediatamente en la oficina tributaria que le corresponda.

Sin embargo, si esta persona decide volver a trabajar, no tendrá que registrarse de nuevo para obtener el RFC, pues su Clave interior le servirá hasta el resto de sus días.

Este fenómeno es mucho más palpable cuando una persona se decide a llevar a cabo el trámite de CURP, pues ese código tampoco sufre ninguna modificación.

Por otra parte, las empresas de menor tamaño, les piden a sus empleados que hagan lo necesario para completar el trámite de RFC, pues de otro modo no pueden añadirlos a la nómina.

No hay que olvidar que, en este modelo de negocio, el encargado de pagar los impuestos es el patrón, quien a su vez hace una deducción de un porcentaje de su salario a cada uno de sus empleados.

Del mismo modo que ocurre con los contribuyentes menores, el monto que deben desembolsar los patrones se calcula tomando como referencia el acta constitutiva de la organización, ya que en ella se especifica el rubro al que se dedican.

Por cierto, los asesores del SAT pueden decirte sin ningún costo si tú microempresa se encuentra en la categoría correcta o no.

Imprimir RFC con homoclave SAT gratis

Imprimir RFC con homoclave SAT gratis es algo que se puede hacer desde cualquier lugar que nos encontremos, ya que sólo necesitaremos contar con una computadora que sea capaz de conectarse a Internet.

Sin duda alguna, las comunicaciones informáticas han facilitado el manejo de la información a grandes distancias.

Imprimir RFC con homoclave SAT gratis

Lo primero que requeriremos para poder imprimir RFC con homoclave es contar con nuestra contraseña de acceso al portal del Servicio de Administración Tributaria. Esta la puedes obtener en el momento en el que acudes por tu Cédula de Identificación Fiscal. Éste al igual que el trámite de RFC, no llevan mucho tiempo.

De hecho, el asesor te pedirá que elijas una contraseña de ocho letras y números. Te recomendamos que luego de que la introduzcas en el sistema, la guardes en un lugar seguro (Puede ser en una libreta o si lo prefieres en un archivo de texto almacenado en tu ordenador o en la Nube).

Entra a www.sat.gob.mx y luego haz clic en la pestaña de “Trámites”. Notarás que de inmediato ingresarás a una nueva pestaña en donde tendrás la oportunidad de elegir la diligencia virtual que quieras realizar.

La forma más rápida de ingresar al menú de impresión del RFC gratis es en la pestaña de “Servicios” y después en “Acuses del RFC”.

Eso te llevará a una nueva pantalla titulada “Acceso por contraseña”. En esta parte deberás colocar tu RFC con homoclave y la contraseña que te haya sido asignada.

En algunos casos, las personas físicas también pueden ingresar a esta sección de la web del SAT usando su e.firma portable.

Abajo del botón “Enviar” (es decir el que te permite el acceso a la zona en donde es posible llevar a cabo una impresión de RFC), hay un enlace para recuperar la contraseña en el supuesto de que la hayas perdido.

En la nueva sección, haz clic en “Generar constancia” y aguarda hasta que se cargue tu CIF en formato digital.

Las nuevas cédulas fiscales vienen acompañadas de un código QR, que además de ser un método de seguridad, también funciona para ofrecer información adicional sobre el contribuyente. Para acceder a esos datos, sólo necesitarás tener instalado en cualquier dispositivo móvil (tableta, teléfono celular etc.) una aplicación que sea capaz de decodificar este tipo de instrumentos.

Son muchísimas las opciones que se pueden descargar gratis desde la página oficial de Android o de Apple. Una de las más usadas es la de Twitter, quien ya trae incluida la opción de código QR.

Al iniciar esa sesión, se abre automáticamente la cámara de tu celular, como si fueras a tomar una fotografía. Lo único que debes hacer es enfocar el recuadro y esperar a que te aparezca el enlace en pantalla.

Seguidamente da clic en abrir y aguarda hasta que el contenido completo se cargue. Aparecerá tu nombre completo, la fecha en la que te diste de alta, tu domicilio e inclusive la dirección de correo electrónico que proporcionaste en el SAT durante el proceso de pre registro.

Puedes hacer las copias que quieras, ya que la reimpresión del RFC es gratuita.

Pagina para sacar el RFC

Antes del año 2013, el trámite para obtener el RFC gratuito era un asunto sumamente tedioso, puesto que había que llamar a una línea telefónica para que luego la persona que te atendiera, te dijera cuál era el módulo de atención del SAT que te correspondía para convertirte en Persona Física.

Además de esto, no debemos dejar de mencionar el hecho de que la lista de requisitos para el RFC era muy larga. Por ejemplo, se te solicitaba un comprobante de domicilio con vigencia no mayor a 60 días (o telefónico, de agua, predio etc.). Esto para verificar plenamente que la dirección fiscal que incluye las en tu solicitud para conseguir la CIF fuera la misma.

Pagina para sacar el RFC

También debías presentar una copia certificada de tu acta de nacimiento, sin que ésta tuviera ningún tipo de tachaduras o enmendaduras. Es más, en algunos de los centros de atención, ya no aceptaban actas que no estuvieran elaboradas en el formato digital.

Del mismo modo, el futuro contribuyente tenía que ir acompañado de una identificación oficial con fotografía vigente, así como una copia fotostática de la misma.

Al llegar al módulo tenía que informarse hasta ser atendido en una ventanilla. Se calcula que, en aquellos años, el tramite de RFC gratis tardaba varias horas.

Sin embargo, eso cambió por completo hace un lustro, luego del rediseño que tuvo la página oficial del Servicio de Administración Tributaria.

Los ingenieros informáticos que trabajaron arduamente en el nuevo acomodo de elementos dentro de esa web, se esforzaron porque la información quedará categorizada de una manera que fuera muy fácil de entender.

Por ejemplo, una vez que ingresas a la página para sacar el RFC, te encuentras con un entorno en el que el color blanco es el predominante.

Si revisamos el menú horizontal, nos encontraremos con que la tercera pestaña recibe el nombre de información. Con tan sólo pasar el puntero del ratón sobre este link, se abre un condensado secundario que contiene los siguientes apartados:

En primer lugar aparece el sector destinado a las obligaciones en donde los internautas pueden verificar el calendario fiscal, la contabilidad electrónica, su declaración anual, las devoluciones y compensaciones, la firma electrónica, los regímenes de incorporación fiscal y la facturación electrónica.

En la sección de legal hallamos el buzón tributario, las notificaciones, los derechos de los contribuyentes, las resoluciones favorables y la verificación de autenticidad entre otros.

Llegando a pagos, tal y como su nombre lo indica, este hace referencia a las clases de remuneración que recibe esta dependencia (pago fiscal, pago electrónico, pago referenciado y pago en especie.

Finalmente, toca el turno de hablar de la sección de general, en donde el interesado podrá revisar varios temas de interés.

Algunas personas me han preguntado que si para calcular el RFC con Homoclave, se necesita tener habilitado un nombre de usuario en dicho portal. La respuesta es y siempre sido no, puesto que, para entrar a la sección de trámites en línea, es indispensable que tengas a la mano tu CIF y una contraseña que solamente te podrá proporcionar alguno de los funcionarios del SAT.

La asignación de la “palabra clave” para entrar a Mi Portal no tiene costo.