Calcular RFC

Algunas personas han oído hablar acerca de que es posible calcular RFC electrónicamente. A todos ellos les decimos que en efecto esto es posible. Por otra parte, nunca está de más recordar que la clave que el SAT nos otorga, es decir, el Registro Federal de Contribuyentes se utiliza principalmente para llevar un registro de las personas que pagan impuestos.

Dicho esto retornemos al tema de calcular RFC. Hay un sinfín de páginas que te ofrecen obtener la información en unos pocos segundos. Casi todos los formatos son iguales, algunos adicionan información complementaria como puede ser el sexo del consultante o el estado en el que nació.

Sin embargo, para realizar una consulta y poder calcular RFC no se requiere forzosamente de esa información. Por supuesto, si además de requerir obtener tu homoclave(Aquí puedes auxiliarte para obtener el rfc con homoclave), necesitas tu CURP esos datos son imprescindibles.

Yo personalmente te recomiendo visitar un sitio que comience con “https”, eso significa que esa página es segura y que los datos que en ella se encuentren están encriptados y por ende protegidos.

Una buena opción es ingresar a la página de recauda.net.

Como puedes apreciar en la imagen que aparece al inicio de este artículo, allí solamente nos solicitarán cuatro datos personales:

Calcular RFC

El primero de ellos es nuestro primer apellido, posteriormente el segundo apellido, luego nuestro nombre o nombres y finalmente el día en que nacimos. Una cosa que nos llamó la atención al introducir la información en este formulario en particular es que no importa si utilizas el bloqueo de mayúsculas o escribes solamente con minúsculas, el sistema convierte automáticamente los caracteres al formato que requiere.

Después de hacer eso, el sistema te mostrará tu clave del Registro Federal de Contribuyentes con el que el procedimiento de calcular RFC habrá quedado satisfactoriamente concluido.

Calcular RFC: Proceso de solicitud de una devolución

El haber terminado el procedimiento de Calcular RFC nos puede hacer más fácil la tarea de solicitar una devolución de manera individual. A veces puede ocurrir que una persona haya pagado más impuestos de los que debe. Por tanto, tiene derecho a solicitar al SAT que esos recursos le sean reintegrados a la brevedad posible.

De acuerdo con lo establecido en uno de los reglamentos internos del SAT se establece que para que el proceso de devolución a una persona física se lleve a cabo, el monto no deberá sobrepasar los $40,000. Otra de las condiciones a este respecto es que los solicitantes no cuenten todavía con su firma electrónica.

Existe otro caso en el que los individuos pueden pedir que le sean devueltos fondos denominados como “Saldo a favor”. Por ejemplo, cuando el contribuyente haya iniciado un proceso legal y la resolución final dictaminada del juez le resulte favorable.

En este sentido los asesores que se encuentran en los módulos del SAT (que por cierto ellos también te pueden socorrer en caso de que necesites calcular RFC) y tienen la obligación de resolver tus dudas.

De igual forma, no debemos dejar de mencionar el hecho de que el solicitante deberá presentarse en persona, ya que este tipo de trámites requieren que la firma de la devolución se lleve a cabo de manera presencial. En el supuesto de que la persona no pueda acudir a la cita, deberá enviar a su representante legal con la documentación que lo avale como tal.

Por otra parte, las personas que si tengan firma electrónica, sólo deberán ingresar al portal del SAT (de preferencia después de calcular RFC) concretamente en la sección “mi portal” para ello requieren tener a la mano su contraseña y su firma FIEL.

¿Qué sucede con aquellos que son contribuyentes mayores?

Tenemos la certeza de que aunque el calcular RFC es un servicio que ofrece información de forma individual, sirve para que el dueño de una empresa conozca su clave personal y así pueda ponerse al corriente con sus contribuciones.

Por ello creemos que era indispensable detenernos a examinar el procedimiento por el cual los “grandes contribuyentes” pueden pedir una devolución. Aunado a esto, no solamente las personas que vivan dentro del territorio nacional y formen parte de una empresa, estarán en posibilidades de utilizar este recurso, ya que también lo pueden hacer mexicanos que residan en otro país o que por algún motivo en el momento de la solicitud se encuentren realizando una misión diplomática.

Únicamente deberán llenar el Formato Electrónico destinado para devoluciones, documento que se encuentra disponible en la página electrónica del Servicio de Administración Tributaria.

Si los que enviaron ese recurso, se encuentran viviendo en otro país (no importando si son mexicanos o no) pero tienen negocios dentro de la República Mexicana tendrán que enviar sus documentos a la Administración de Grandes Contribuyentes localizada en la Av. Hidalgo, n.º 77, colonia Guerrero en la ciudad de México.

El formato de devolución tiene un peso menor de 1 MB y se haya empaquetado en formato PDF. Una vez que este papel sea sellado por las autoridades correspondientes, le servirá al solicitante como comprobante de que los pasos para obtener una devolución, se han llevado a cabo de la manera adecuada.

Es absolutamente necesario puntualizar que las personas que han terminado de calcular RFC, tienen hasta un máximo de 60 meses para pedirles a las autoridades recaudadoras de impuestos que el saldo a favor les sea regresado. De lo contrario, el monto será usado para obras públicas.

Recibir reembolso de IVA al calcular RFC

Calcular RFC o tener a la mano nuestra clave personal, nos sirve para verificar si el SAT Nos deberá devolver saldo a favor tomando como referencia el IVA que se generó a causa de una inversión a plazo fijo.

Este trámite lo puedes realizar en persona o bien utilizando el portal de Internet. En caso de que decidas escoger la segunda opción, entre los requerimientos mínimos que te verás obligado a presentar se encuentran:

– original y copia fotostática de una credencial con fotografía.

– Poder notarial (sólo si la persona que va a calcular el RFC y realizar esta diligencia no es el interesado, sino su representante legal).

– Estado de cuenta reciente.

Las personas morales deben presentar una carta firmada por el Comité o la junta directiva en donde se especifique que los socios estuvieron de acuerdo en que dicha inversión que propició la obtención de un saldo a favor se realizara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *